Whistler Leather tiene sus orígenes en 1990, cuando Ben de Groot y su equipo viejó por el mundo para abastecerse de las mejores pieles y materiales exóticos. El alcance que ha tenido desde entonces es el resultado de visitas a cientos de curtidurías y de un conocimiento en profundidad del arte de crear las mejores pieles del mundo. La compañía está establecida en Italia, en el corazón del comercio europeo de la piel, pero trabaja con artesanos y fabricantes especializados. Abarcando proyectos publicitarios, hospitalarios, residenciales y marinos, las pieles de calidad superior de Whistler Leather se han abierto camino en prestigiosos hoteles, restaurantes, super yates y hogares. Gracias a una de las selecciones más amplias del mercado, desde lo clásico hasta lo envejecido, grabado en relieve y estampado, estos productos pueden cubrir las peticiones más exigentes de los informes. Con un acercamiento imaginativo al color, Whistler Leather se mantiene en lo alto de la moda, añadiendo nuevos productos que reflejan las últimas orientaciones en interiores.